27 dic. 2011

1. El dibujo

-Cuando pasas de los tíos eres lo peor-me dijo Jane.
-Es porque ahora sólo puedo pensar en que mañana van a empezar a vender El Prisionero del Cielo,y estoy nerviosa porque no se si comprarme ese o el de Marina-le contesté.Era tal mi afición por los libros que me gastaba todos mis ahorros en libros,y luego sacaba buenas notas.
-Bueno,pero a este lo tienes que ver,y ni los libros te van a parar cuando explotes de la emoción,porque alegra la vista ehh.Suspirando,miré hacia donde su dedo moreno yperfecto señalaba.Habíamuchas animadoras y jugadores alrededor de no se qué persona.Levantando un poco la cabeza pude distinguir a una cabellera negra.
-Vale muy bien,pero por si no te has dado cuenta,ahi estan todos los pijos.Da igual,te apuesto algo a que le da un plantón a la guarra de Jessica-dijo poniendo cara de asco y volviendo a levantar la cabeza para intentar observar un poco más.Jessica era la animadora estrella de nuestro instituto.No sabiamos como pero el ser una guarra la convertía en el puesto número 1 de los jugadores.Estos habían creado una lista en las que ponían a todas las tías del instituto en un puesto,y se las jugaban.A mi personalmente me parecía una tontería pero a Jane ,que se había planificado cada segundo que viviría en el instituto en estar en algún puesto de la lista.
-Vamos ya a clase que toca dibujo-le tiré del brazo y la encaminé por la fuerza a la clase.Me encantaba dibujo,era mi asignatura favorita,lo poco que se me daba bien.Era bastante buena,pero Jane la odiaba porque no se le daba bien dibujar nada.Cuando entramos lo primero que ví fue al chico más guapo que había visto en mi vida.Ahora sabía porque había tanto alboroto.Era moreno,alto,de piel pálida como el mármol y ojos negros.Dejé de mirarle y me dirigí a la mesa del profesor.Estaba mirando la pared,y cuando me acerqué,ví el dibujo que había tirado en la papelera el otro día,y que se ve que había recogido y pegado a la pared con una chincheta
-Profesor,¿pero que hace ahi mi dibujo?-le dije mirando acercandome al dibujo.
-Simplemente me parece sublime,y por eso lo he pegado.Buen trabajo-dijo dandome una palmada en el hombro-¿en qué te inspirastes para dibujarlo?
-Lo ví en un sueño que tuve-me acerqué más y lo contemplé.Había dibujado a una mujer con un vestido blanco que se ondeaba al son del viento.Su pelo tapaba gran parte de su cara.El vestido era de palabra de honor,por lo que dejaba al descubierto sus hombros y brazos pálidos.Estaba en un prado lleno de nubes negras,estaba mal cuidada la hierba,y el sol asomaba débilmente por el horizonte.Pero de todo ese paisaje,lo más hermoso era que de su espalda asomaban dos alas grandes y emplumadas.De lejos podián parecer blancas,pero no tenían un color caracteristico,eran de muchos colores.La chica me recordaba a mi misma a pesar de que no nos parecíamos en nada.
-Asombroso-oí que decía el chico nuevo.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado tu blog. Precioso Prólogo y bueno, preciosa Sinapsis. Necesito leer más de tu maravillosa historia, te sigo preciosa.

    Espero poder verte por mi blog, pero si quieres leer una historia (escrita por mí) pasate por éste: http://kilometros-carmeen.blogspot.com/
    Claramente, si quieres pasarte. Cuenta conmigo para ser una gran seguidora, me tienes enganchada. Voy a por las siguientes entradas desde ya.

    Mil besos,
    Carmeen.

    ResponderEliminar
  2. Gacias,he empezado a leer tu historia y esta muy bien,me pregunto cuantos años tiene jorge.Bueno,espero poder seguir leyendola porque tengo el ordenador solo los fines de semana,y tengo que estudiar.Tambien me gusta tu presentacion^^,un beso y sigue asi:D

    ResponderEliminar

Holaaa^^,bueno,si lees esto,es que has llegado a leer la entrada:D y eso me alegra^^Sois todos bienvenidos,y ahora,unas cita de mi libro favorito,y recordad,respeto a los demás;) :

-Adiós-dijo.
-Adiós-dijo el zorro-.He aqui mi secreto.Es muy simple:no se ve bien sino con el corazón.Lo esencial es invisible a los ojos.
-Lo esencial es invisible a los ojos-repitió el pricipito,a fin de acordarse.
-El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.
-El tiempo que perdí por mi rosa...-dijo el principito,a fin de acordarse.

El Principito

-Caminando en línea recta no puede llegar uno muy lejos.

- Es mucho más difícil juzgarse a uno mismo que juzgar a los otros. Si consigues juzgarte rectamente es que eres un verdadero sabio.

-Creo que,para su evasión,aprovechó una migración de pájaros silvestres. --No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

-Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.

- Todas las personas mayores han sido, primero, niños. Pero son pocas las que lo recuerdan.

-Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde,empezaré a ser feliz a las tres.
Besos:3