3 oct. 2012

Cap6,Garras en el Alma:¿algún día pensaste que...?No pienses,sólo actúa

El día de la vuelta al instituto,de los madrugones,problemas,y lo que es peor,exámenes,llego una mañana en la que no hacía tanto calor como se esperaba uno.Hacia un aire cálido que pocas veces habia,y se respiraba la prisa de la gente por volver a moverse.Se acabaron las vacaciones sin hacer nada,y el estar tirado sin hacer nada.

Salgo de la puerta de mi casa,de un color pastel,que hace poco pintamos de color azul cielo.Mi casa es la única con un solo balcón,que da a la carretera,y que mi madre llena de macetas de flores con colores vivos.Las demás casas son modernas,sin balcones,sólo ventanas,mientras que la mia,es de color blanco,con paredes lisas que relucen con el paso del sol.

Amie me espera en su mini de color verde pistacho,que sus padres le compraron hace poco por su cumpleaños.Es un coche pequeño pero ligero,con olor a vainilla,y adornado con algunos peluches(los personajes de los Beatles) dignos del coche de mi mejor amiga.Decir que es una adicta a los Beatles,sería quedarse corto.Por su cumpleaños le regalé el último que le faltaba,y un póster de los Beatles,y casi muero ahogada.La verdad es que ahorré mucho para poder darle el gustillo.Cuando me monto,sintoniza la radio,y salimos pitando con el crujido de las ruedas en el asfalto,y la brisa revolviendo nuestros cabellos.

Me he dejado el pelo de una forma en la que no se vea mi herida del cuello,para futuras preguntas,aunque a esta hora todo el mundo se habrá enterado del ataque que sufrí.

Entramos en el aparcamiento del instituto,y salimos del coche envueltas en el bullicio de los adolescentes con prisa,y de alguna que otra parejita. Hay un revuelo inusual,y al instante siento un picor en la herida.

-¿Te ocurre algo?Tienes mala cara- Amie me sujeta del brazo y me tira hacia la puerta del instituto.

-La herida,que me pica,pero no te preocupes-pongo cara de estar perfectamente,y la sigo hacia dentro.

-Vale,primera clase,matemáticas-vamos a las taquillas,metemos los libros,y nos vamos hacia la clase donde siempre tenemos mates,y en la que siempre pasa algo.Cuando pisé la clase me vino un recuerdo de un día cunado tenía 15 años,que estaba hablando con un amigo en una clase que no haciamos nada:

<<- Arhfdhfjdhfh- jake se puso a hacer ruidos raros con la boca,mientras movía la lengua burlonamente.
-¿Qué...?-puse cara de poker-¿qué dices?Que no hablo orco.>>

Inmediatamente nos descojonamos de risa,de las payasadas que haciamos. Eran buenos tiempos.Por desgracia se había puesto de novio con una chica muy superficial y celosa,y ahora se juntaba con pijitos,y se metía con los demás.Las personas cambian si.


Nos sentamos como todos los años,en el principio de la clase,y miramos a todos lados,para ver las caras de los demás.

Hay un chico,detrás nuestra,uno y solo uno,que no para de mirarme,y me siento frágil.

Cierro los ojos.No pienses,sólo actúa,me digo.

Entonces caígo en el abismo.Otra vez.


1 comentario:

  1. Hoolaa ^^
    Yo también soy adicta a los Beatles, me cae bien Amie, jajaja!
    Besos, Amanda.

    ResponderEliminar

Holaaa^^,bueno,si lees esto,es que has llegado a leer la entrada:D y eso me alegra^^Sois todos bienvenidos,y ahora,unas cita de mi libro favorito,y recordad,respeto a los demás;) :

-Adiós-dijo.
-Adiós-dijo el zorro-.He aqui mi secreto.Es muy simple:no se ve bien sino con el corazón.Lo esencial es invisible a los ojos.
-Lo esencial es invisible a los ojos-repitió el pricipito,a fin de acordarse.
-El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.
-El tiempo que perdí por mi rosa...-dijo el principito,a fin de acordarse.

El Principito

-Caminando en línea recta no puede llegar uno muy lejos.

- Es mucho más difícil juzgarse a uno mismo que juzgar a los otros. Si consigues juzgarte rectamente es que eres un verdadero sabio.

-Creo que,para su evasión,aprovechó una migración de pájaros silvestres. --No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

-Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.

- Todas las personas mayores han sido, primero, niños. Pero son pocas las que lo recuerdan.

-Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde,empezaré a ser feliz a las tres.
Besos:3